Calmante, elegante, y sorprendentemente versátil, un suave color rosado puede darle calidez y tan solo una pizca de diversión a cualquier habitación. Ya sea que lo combines con neutros frescos o con un profundo gris carbón, los indicios de color rubor en estos espacios te dejarán con la boca abierta.

Cortinas ruborizadas

Nada es más romántico que un par de cortinas de piso a techo en el más hermoso y delicado tono de rosa. Puede ser la manera perfecta de modernizar un espacio de estilo más bien tradicional. Además, este suave color combina perfectamente con una paleta neutral que ayude a maximizar su impacto.

Gris sofisticado

Los espacios fríos y oscuros pueden beneficiarse de la delicadeza del claro rosa rubor. Los acentos en este color pueden suavizar una habitación con materiales duros como el mármol, el granito y los metales. Una simple manta o la funda de una almohada es todo lo que se necesita para hacer de una paleta monocromática, un diseño cálido y acogedor.

Tiernos asientos

Sillas color rosado para tu comedor pueden ser el perfecto elemento ecléctico e inesperado que pinte una sonrisa en la cara de tu familia cada comida. Este toque retro y simplemente divertido seguro se convertirá en el centro del escenario, por lo que es mejor que el resto de la decoración en la habitación sea más bien discreto.

Acentos en cobre

El cobre industrial y el rosa pálido son una combinación divina para la decoración del hogar. En contraste con un fondo blanco, las dos tonalidades—como la luz colgante en contraste con el resto de los accesorios rosas—crean un esquema de diseño juguetón pero glamuroso. El rosado y el cobre realmente se complementan.

Telas dulces

Siento el color universal del amor, el rosado traerá un elemento de romance a la decoración de tu dormitorio. Una o dos almohadas color rubor encima de una blanda cama vestida con un edredón blanco es una imagen de ensueño. O, para lograr un look más impactante pero aún bastante sutil, invierte la combinación y añade un par de almohadillas blancas sobre una cama completamente rosada.

Sólo un susurro

La manera más fácil de agregar el rosa pálido a tu esquema decorativo es con apenas una pizca de este color en los accesorios de diseño más sencillos. Puedes probar con una pieza de arte, como un cuadro o un jarrón, o con algo aún todavía más discreto, como un sencillo ramo de flores. El apenas presente toque de color agrega la dosis perfecta de rosado mientras que aún mantiene la decoración fresca y elegante.

Si eres un amante de los neutros, pero quieres divertirte tan solo un poco más, el claro rosado es la opción ideal para ti. Y aunque generalmente este es el color que podríamos encontrar en el cuarto de una niña pequeña, puede ser tan elegante, sofisticado, e incluso sensual, que cualquier otro tono más atrevido. Por supuesto, no te olvides de buscar en Casa Muebles las piezas que complementen a la perfección este detalle de color. Prueba con estas divertidas adiciones de color en tu esquema decorativo y disfruta de la sutileza y glamur del rosado.

Leave a reply

Your email address will not be published.