Lo confesamos: Amamos las alfombras. Son uno de los elementos con mayor poder de transformación en cualquier esquema decorativo. La alfombra correcta no sólo puede definir tu espacio, sino que también suaviza el eco de una habitación, proporciona comodidad y calidez a un piso frío y rígido, y añade un valor artístico a la decoración de tu espacio. Si alguna vez has entrado a un cuarto y sientes que simplemente falta algo, generalmente esa pieza faltante es una alfombra. En resumen, las alfombras son una de las maneras más fáciles de agregar color, textura y personalidad a un espacio.

Pero todos esos beneficios vienen con un precio. Por lo general, las alfombras pueden ser una de las piezas decorativas más costosas en tu hogar, por lo que debes asegurarte de elegir correctamente, tu inversión podría convertirse en un gasto sin sentido. Estas son algunas de las cosas a las que debes de prestar atención cuando busques la alfombra ideal para tu habitación:

Tamaño

Este es el primer paso para elegir la alfombra que completará tu esquema decorativo. Es muy importante elegir el tamaño adecuado en función a la habitación en la que estará. Por ejemplo, si estás buscando una alfombra para tu comedor, lo idea es tener suficiente espacio para deslizar las sillas dentro y fuera sin salir del área de la alfombra. Si se trata de la sala de estar, las patas de los muebles también deberían mantenerse dentro del perímetro de la alfombra para unificar el espacio. Esta es una regla relativa, ya que mucho depende de la distribución de la habitación. Por eso es importante que antes de empezar a buscar una alfombra, midas el espacio que ocupará y tengas en mente el acomodo del resto de las piezas en la habitación.

Estilos y materiales

Ya que hemos resuelto la interrogante del tamaño, por fin podemos dedicarnos de lleno a la parte divertida y enfocarnos en el estilo de tu alfombra. Esta parte está libre de números respuestas específicas, porque en el diseño no se trata de matemáticas, sino de equilibrio y buen gusto. ¿Qué atmósfera quieres crear para la habitación? Si deseas un ambiente armonioso y relajante, prueba con una alfombra de colores y telas suaves. Si buscas inyectar intensidad al espacio, busca una alfombra con todos profundos y ricos, y con mucha textura. No pienses en tu alfombra como un elemento aislado. Analiza el espacio holísticamente para entender el mejor estilo y material para tu alfombra y la habitación en la que vaya a estar.

Forma

¿Redonda o cuadrada? La pregunta del millón. Aquí la respuesta. Las alfombras rectangulares o cuadradas son en general formas más tradicionales, pero ideales para definir espacios. Dicho eso, hay lago simplemente hermoso en las alfombras redondas. Su forma añade suavidad a una habitación sin importar que encaje o no perfectamente en el espacio. Al contrario, una alfombra rectangular o cuadrada sí debe de ser del tamaño adecuado para estar en proporción con el espacio; de lo contrario se verá fuera de lugar. Una alfombra circular es mucho más tolerante en este sentido. ¡Y no nos olvidemos de las formas irregulares! Estas alfombras son las más flexibles cuando se trata de proporciones, además de que añaden un toque de muy original al esquema de diseño.

Si sientes que a la decoración de tu espacio algún le falta ese toque extra, prueba con una alfombra. No sólo son prácticas, hermosas y originales, también son bastante divertidas de escoger. En Casa Muebles hay una gran selección de alfombras en todos los tamaños, diseños, materiales y formas donde seguramente podrás encontrar la mejor opción para tu espacio. Invierte en una alfombra y dale a tu habitación una inyección de estilo.

Leave a reply

Your email address will not be published.