Un buen espejo es el arma secreta de cualquier diseñador de interiores. Lejos de ser un simple objeto práctico en el que puedas apreciar tu belleza, el espejo correcto puede hacer que tu espacio parezca más grande, crear calidez, reflejar luz y añadir interés visual a la habitación. Es verdaderamente asombroso como agregar un espejo a tu esquema decorativo puede transformar toda la habitación, resolviendo muchos dilemas de diseño en tan solo un instante. Pero elegir el tamaño, la forma y el estilo correcto de un espejo decorativo puede ser abrumador. ¡Pero nosotros podemos ayudarte! Piensa más allá del baño y echa un vistazo a nuestros consejos de diseño para usar espejos en tu hogar.

Encuentra el tamaño perfecto según tu espacio

Las dimensiones son una de los factores más importantes cuando se trata de elegir elementos decorativos para la pared. Hazte estas preguntas cuando busques un espejo para tu espacio: ¿dónde quiero colgarlo? ¿de qué tamaño es el espacio libre en tu pared? Si, por ejemplo, planeas colgar un espejo arriba de tu sofá, el espejo puede ser tan grande como el sofá mismo, lo que resultará en un diseño impactante. O, por otro lado, puedes ser un tamaño más reducido para que esté justo al centro de la longitud del sofá, y así no se convierta en el centro de atención de la habitación. La misma fórmula aplica para una agrupación de espejos. Cuanto más larga o más grande sea la instalación de tu espejo decorativo, más impacto tendrá en el espacio.

Juega con las formas

Aunque parezca que el número de formas para tu espejo decorativo es bastante limitado, cada una de ellas puede crear una sensación completamente diferente en tu habitación. Por ejemplo, un rectángulo clásico y sólido puede añadir profundidad y carácter, especialmente en una pared sin detalles arquitectónicos. Por otro lado, un espejo con curvas, como uno de forma ovalada o circular, puede suavizar y equilibrar los ángulos duros de una habitación con muchas líneas rectas y detalles mínimos. Y, por último, un fuera del esquema de las formas tradicionales puede ser un elemento decorativo impactante en la entrada de tu casa, en el comedor, o en la sala de estar. La forma correcta para tu espejo decorativo puede complementar perfectamente el resto del mobiliario en tu habitación, y así conseguirte justo la sensación que buscas para tu espacio.

Considera tu estilo

Una pieza decorativa tan importante como un espejo puede mezclarse con el resto de su entorno, o añadir su propio toque de sabor, todo en función al estilo que elijas. En un espacio elegante, moderno y minimalista, considera un rectángulo delgado y alargado que expanda la habitación de una manera fuerte pero sutil. Cuanta menos ornamentación tenga el espejo, mejor se mezclará con el resto de la decoración sin atraer la atención a él mismo. Por el contrario, para un estilo contemporáneo, busca espejos esculturales o tridimensionales. Independientemente de su forma, estos espejos actúan como piezas de arte ensimismas, complementando su entorno al mismo tiempo que permanecen como un elemento inesperado. Aún una pieza decorativa como un espejo tiene un estilo de diseño propio que debes considerar al incorporarlo al esquema decorativo de tu habitación.

Añadir un elemento especial de diseño como un espejo puede ser una manera fantástica de convertir un diseño ordinario en un verdaderamente extraordinario. En Casa Muebles encontrarás todos los tamaños, formas y estilos de espejo para cualquiera que sea tu esquema de diseño. Con un poco de creatividad y planificación, ¡un espejo puede hacer maravillas para darle vida a tu decoración!

Leave a reply

Your email address will not be published.