La cocina es la habitación donde las combinaciones de sabores más deliciosas cobran vida—y está claro que una simple paleta de colores neutros nunca podrá reflejar la magia que ocurre en este lugar.

Con los típicos gabinetes blancos y electrodomésticos de acero inoxidable que parecen adornar a casi todas las cocinas, es fácil perder la inspiración. Pero unos cuantos toques de color es todo lo que necesitas para inyectarle a este espacio de trabajo culinario la energía que tanto le hace falta.

Sigue estos sencillos consejos para sazonar tu cocina con un poco de color.

Elementos naturales

¿Quién dice que todas las plantas que entran en la cocina deben de ir en los alimentos? Agrega color con follaje y flores naturales. Y no te olvides que nunca está de más tener un gran tazón lleno de brillantes manzanas rojas y divertidos limones amarillos.

Embellece tus pisos

Sí—cambiar los pisos de tu cocina es un proyecto grande. Pero los azulejos pueden ser una manera divertida de agregar nuevos colores, patrones y texturas al diseño de tu cocina. Los azulejos además son muy fáciles de limpiar en caso de los inevitables derrames.

Cubre las paredes

Cubre tus paredes blancas con papel tapiz sin que parezca que tu cocina está estancada en la década de los 70’s. Una sutil pared de acento con un divertido color o diseño es todo lo que necesitas para inyectar energía en una cocina neutral.

Siéntate con estilo

Haz de tu área de comida el centro de atención de tu cocina. Revitaliza tus asientos con colores y patrones divertidos, remplaza las sillas por una banca, mezcla diferentes tipos de maderas. ¡Nadie querrá pararse de tu mesa!

Salpicaderas divertidas

Hay opciones infinitas de colores, patrones y formas—asegúrate no sólo de elegir un diseño atemporal, sino algo con lo que puedas vivir por muchos, muchos años sin sentirte abrumado mientras cocinas.

Moderniza tus gabinetes

Pintar tus gabinetes en lugar de las paredes es un movimiento atrevido con resultados atrevidos. Muchos optan por los colores blancos y crema porque son, naturalmente, las opciones más seguras. ¡Pero es inevitable sonreír en una cocina colorida!

Nuevos materiales

El acero inoxidable en tus llaves y electrodomésticos es una opción mucho mejor que el blanco anticuado—pero no es la única. Opta por una estufa y refrigerador en colores cobre y tu cocina se transformará en el sueño de cualquier amante de los metales.

Leave a reply

Your email address will not be published.