Ya antes hemos hablado de cómo darle a tu baño—una de las habitaciones a menudo más abandonadas en una casa— un look más sofisticado. Pero, ¿y si se trata del dormitorio? ¡Aún con mayor razón! Si buscas darle a tu recámara un aspecto mucho más lujoso, no te preocupes, no tienes por qué pagarle a un exclusivo diseñador. Antes de eso, piensa estratégicamente—y sé un poco más crítico—porque gastar una fortuna en muebles no garantiza necesariamente un aspecto sofisticado. Lo que realmente hace que un dormitorio parezca de un millón de dólares son los detalles bien pensados. Estas seis ideas—inspiradas en las habitaciones más lujosas—pueden ayudarte a crear un aspecto más caro y una sensación más lujosa para tu especio favorito—tu dormitorio.

1. Viste tus paredes con elegancia

A menos que vayas por un estilo ultraminimalista, en un dormitorio, las paredes totalmente blancas y desnudas pueden sentirse más rígidas que lujosas. Agrega un poco de pintura colorida—aunque no necesariamente extravagante—o un papel tapiz para darle a tu dormitorio un aspecto más cálido y mejor diseñado. En esta foto, una pintura gris profunda contrasta elegantemente con los elementos más pálidos de la habitación, incluyendo la cama, la alfombra, y las delicadas cortinas que decoran la ventana. Si las paredes fueran blancas, estas piezas decorativas no estarían ni cerca de tener el mismo impacto. Si tienes problemas de presupuesto o tiempo, agregar pintura o papel tapiz únicamente a la pared detrás de la cama es una opción tan inteligente como elegante.

2. Elige una cabecera impactante

Agregar una cabecera de lujo—o al menos que así lo parezca—es una manera infalible de aumentar el factor glamur en tu dormitorio. Una hermosa cabecera no tiene por qué necesariamente ser cara, pero sí debe tener una característica notable, como un color atrevido, una forma diferente, una altura impresionante o una elegante tela como el terciopelo. Aquí el impactante color vino transforma un dormitorio demasiado neutro en un retiro elegante y refinado. La cama ahora agrega una característica de diseño interesante gracias a la cabecera mejorada que automáticamente se convierte en el punto focal de la habitación.

3. Agrega un elemento de iluminación glamuroso

Ya sea que se trate de un accesorio de techo, de lámparas de mesa o de candelabros colgantes, un elemento de iluminación glamuroso intensifica el factor de lujo. Busca una pieza con acabado brillante, o tal vez con elementos de oro, vidrio o cristales. Elegir un accesorio de iluminación de gran tamaño o de un diseño inusual también puede ayudar a darle a tu habitación un diseño más exclusivo. Piensa en la iluminación como una pieza de joyería fina que automáticamente agrega chispa y sofisticación al que lo contrario sería un dormitorio ordinario. Aquí, la iluminación reflectiva a un lado de la cabecera añade una capa de lujo a la habitación, especialmente contra una paleta más bien neutral. La lámpara es un elemento declarativo que le da a este dormitorio un aspecto con mucho mejor estilo.

4. Añade asientos con estilo

Si tienes un rincón sin utilizar cerca de la ventana, a lado de la mesita de noche o frente a tu cama, o si simplemente hay un espacio en tu dormitorio que no sabes cómo rellenar, considera la posibilidad de añadir una silla estilizado o un banco. Desde un punto de vista práctico, una silla te dará un lugar perfecto para sentarte a leer. Pero desde una perspectiva estética, este es un truco de estilismo que te ofrece la oportunidad de traer un elemento de diseño notable de tu sala. El asiento cuidadosamente decorado con una pieza de peluche le da a este dormitorio una sensación de lujo y mucho estilo.

5. Elige mesas de noche con brillo

Las mesitas de noche son una de las piezas más esenciales entre los muebles de tu dormitorio. Pero muchas de ellas tienden a ser excesivamente prácticas para fines de estilo, lo que a menudo los convierte en el sitio predilecto para acumular hasta los más insignificantes elementos. Para darle a tu dormitorio un tratamiento digno de la realeza, el primer paso es deshacerte del desorden. Retira el exceso de papeles y posesiones de la superficie de tu mesa, y deja solo la iluminación, un libro, y tal vez una fotografía o un sencillo florero con flores. También considera cambiar tu mesa de noche actual por una con un acabado más lujoso, como la de espejo en la imagen.

6. Arroja una manta afelpada

Muchas lujosas habitaciones tienen el último elemento de comodidad que—sorprendentemente—también resulta en una pieza perfecta para la sofisticación completa del espacio: una manta suave. Pero, por supuesto, no puede ser cualquier manta. Invierte en un material que se vea caro—aunque no lo sea—, e inyectarás elegancia incluso hasta la cama más simple. Y si eso no fuera lo suficientemente bueno, agregar una manta afelpada te ayudará a disfrutar de las siestas más deliciosas. Una buena opción puede ser una manta de imitación de piel como en la imagen.

Tu santuario de descanso no tiene por qué tan solo una cama cómoda y una almohada esponjosa. Si quieres dormir como rey—o reina—tienes que crear el ambiente propicio para lograrlo. Sigue estos sencillos consejos y has de tu dormitorio la habitación más elegante de toda tu casa. Encuentra en Casa Muebles todo lo que necesitas para darle a tu habitación un aspecto de millón de dólares por mucho menos ceros en la factura.

Leave a reply

Your email address will not be published.