La mesita de noche a lado de tu cama es uno de los elementos más esenciales en tu dormitorio. Es el lugar ideal para colocar libros, marcos de foto, y otros artículos necesarios antes de irte a dormir, como un antifaz para los ojos o tapones para los oídos. La mayoría de nosotros opta por la versión clásica: una pequeña mesa cuadrada con un cajón y una pieza a juego en el otro lado de la cama. Pero este tan esencial elemento en tu esquema decorativo no tiene por qué ser tan, bueno, cuadrado.

Cambiar la mesita de noche clásica por una pieza menos convencional puede agregar un toque de personalidad muy interesante, sin descuidar la funcionalidad que necesitas en tu dormitorio. Aquí hay 6 alternativas creativas para sustituir tu mesa de noche tradicional. ¿La mejor parte? Estas son opciones son piezas tan comunes que probablemente ya tengas algunas a la mano. Y aún y si no es así, estamos seguros de que no tendrás problema en encontrarlas por precios razonables—especialmente si buscas en Casa Muebles 😉.

1. Estantería

Esta es una opción de almacenamiento ideal para mucho más que novelas y revistas. Si tienes suficiente espacio, intenta colocar una estantería contra la pared a lado de tu cama. Puedes guardar libros—por supuesto—así como cajas decorativas para almacenar artículos personales como los tampones de oídos y los antifaces para dormir, e incluso una planta. Si es una estantería abierta, o si tiene un agujero por el que puedas atravesar un cable, esta original mesita de noche también puede ser el hogar ideal para una lámpara de lectura. No te olvides de mantenerla bien organizada para que el desorden no altere la sofisticación y el estilo de tu espacio.

2. Caja de herramientas

Las cajas o carros de herramientas no sólo son para los hacendosos de la casa. Este puede ser un mueble sólido para remplazar tu mesita de noche con un amplio espacio de almacenamiento. Su tamaño típico, como el de la imagen, puede caber fácilmente a un lado de tu cama. La mayoría de este tipo de cajas de herramientas vienen en colores brillantes—por lo general rojo—y pueden comprarse por menos de $100 dólares. O tal vez ya tengas uno en tu garaje a la espera de ser utilizado. Cualquiera que sea tu situación, un carrito de herramientas es una pieza de almacenamiento multifuncional que puede agregar carácter a tu dormitorio.

3. Escritorio

Si lo piensas, en realidad, algunos escritorios son sólo versionas más grandes y anchas de una mesa de noche. La superficie plana de un escritorio puede albergar una lámpara, libros, y básicamente cualquier otro tipo de necesidades nocturnas. Si tienes suficiente espacio, agrega una silla para crear una mesita de noche que también sirva como un espacio de trabajo. Esto es especialmente en cuartos más pequeños en los que no puedes darte el lujo de tener ambos espacios. Si tu cama está al centro de la habitación y decides utilizar esta alternativa como tu mesa de noche, no te olvides de agregar un mueble proporcional del otro lado para que el cuarto se sienta balanceado.

4. Silla

Abraza tu lado creativo y opta por una silla como tu mesa de noche. Este es un look particularmente favorecedor para cuando sólo tienes espacio de un lado de la cama—aunque también es adorable cuando agregas su contraparte al otro extremo. Para atraer mayor interés a esta única pieza, usa una silla que tenga una textura diferente al resto de los textiles de la habitación. Por ejemplo, puedes elegir madera en un cuarto en el que abundan las telas suaves. También es divertido elegir un color diferente a la paleta de colores del dormitorio, pero que aún coordine con ellos, como el brillo del blanco de la silla de la imagen contra los colores vivos de las almohadas.

5. Taburete

Un taburete con un nuevo propósito es creativo, económico, y elegante substituto para una mesa de noche. Por lo general, un taburete está diseñado para guardarse en lugares pequeños, lo que lo hace el elemento ideal para ir en una esquina reducida a lado de tu cama. Tal vez una lámpara sea una pieza que acapare gran parte de la superficie del taburete, por lo que tal vez debas considerar instalar luces de pared en su lugar. De esta manera, tendrás suficiente espacio en el taburete para colocar libros, tus lentes, o hasta un florero.

6. Maletas o baúles

Para agregar un toque vintage a tu habitación, opta por utilizar maletas viejas o baúles antiguos que probablemente puedas encontrar en la casa de tus abuelos. Apila un par de maletas una encima de la otra, y coloca una bandeja resistente en la parte superior para proteger estas antiguas piezas. O puedes optar por el viejo baúl en el ático. En esta grande superficie puedes acomodar sin ningún problema una lámpara y otros artículos decorativos. Incluso puedes usar el espacio dentro de las maletas o el baúl para guardar mantas extras y otros artículos que necesiten un espacio de almacenamiento.

Si quieres ahorrar dinero y utilizar algunas piezas que probablemente ya tengas en tu casa y no les estés dando ningún uso, o si simplemente quieres darle un diseño más divertido y original a tu dormitorio, no te olvides de seguir estos consejos. Remplaza tu ordinaria mesa de noche por una pieza con personalidad y estilo. Desde elementos de diseño tan convencional como una estantería o un escritorio, hasta piezas tan inusuales como una caja de herramientas o un par de maletas viejas, estas alternativas a tu mesa de noche seguramente se convertirán en el elemento favorito en tu habitación.

Leave a reply

Your email address will not be published.