Cuando sientes que tu espacio necesita un cambio, pero no quieres comprometerte a la renovación total de una habitación, hay una manera infalible de transformar el lugar en tan solo unos segundos: ¡cojines! Las almohadillas decorativas pueden darle nueva vida a tu hogar cada temporada—o en realidad, cada que quieras un nuevo look—transformando el esquema de diseño regular de la habitación en cuestión con un sencillo detalle.

El uso de almohadas para refrescar tu espacio está lejos de ser complicado, pero aun así hay algunos consejos rápidos que pueden hacer el proceso todavía más simple de lo que ya es. Echa un vistazo a nuestras recomendaciones para obtener algo de inspiración y que tú también digas “¡yo puedo hacer eso!”.

Mezcla formas y tamaños

Elije almohadas en un variado surtido de tamaños y formas para alocar las cosas. Muchos cojines decorativos vienen en una medida estándar de 18 por 18 pulgadas (o aproximadamente 45 por 45 centímetro), así que trata de buscar otras formas y tamaños para añadir dimensión visual a tu esquema de diseño. Los cojines cilíndricos, las almohadillas redondas, los cojines cuadrados, y más, pueden agregar variedad a la decoración de tu espacio con muy poco esfuerzo.

Combina texturas y telas

Los hay en todos los precios, pero por lo general, los cojines son una manera relativamente económica y fácil de cambiar tu decoración cada que así te apetezca. Por eso mismo ¡son el elemento perfecto para tomar decisiones más atrevidas y correr un riego! No te limites a lo simple y aburrido. Esta es tu oportunidad para mezclar y combinar colores sólidos, estampados, sedas, pieles, algodones, y todo lo que se te pueda ocurrir.

Toma inspiración de los colores de la habitación

Elije un color de acento que le dará vida a toda la habitación. Busca inspiración de la paleta de colores de una de las obras de arte, u otra pieza decorativa importante de la habitación. No tienen por qué coordinar perfectamente. En su lugar, busca coordinar las paletas de colores de manera delicada, pero lo suficientemente palpable para que no se sientan desconectadas. De esta manera todo se unirá sutilmente y tendrás un equilibrio perfecto de color.

Sé juguetón, pero no incoherente

Juega con lo inesperado, pero no dejes que tus opciones de almohadas parezcan al azar y sin sentido. Mezclar cojines con diferentes patrones puede darle a tu habitación un aspecto ecléctico, pero si decides tomar esa ruta, procura mantener tus almohadas del mismo tamaño para crear un sentido de continuidad. Si te fusta más la idea de mezclar tamaños, asegúrate de que haya al menos un color en común en los diseños.

¿Par o impar?

Hay todo tipo de opiniones sobre si el número de almohadillas decorativas debe ser par o impar. Nosotros te decimos: ¡haz lo que mejor te parezca! Si disfrutas de un aspecto más ecléctico, prueba con un número impar. Puedes colocar dos almohadas en una esquina del sofá, y una más en el otro extremo. Y si, por el contrario, te consideras un tanto más tradicional, mantente con las tradicionales combinaciones en números pares: dos almohadas a cada lado del sofá.

Como te dijimos al principio, dominar la mezcla de cojines no es ninguna ciencia. Y aunque creemos que estas son maneras fáciles y eficientes de transformar un espacio tan solo utilizando cojines, de ninguna manera tomamos estas ideas como reglas demasiado serias. Cuando busques los cojines decorativos en Casa Muebles, olvídate de las reglas duras e inquebrantables. ¡Usar cojines en tu decoración se trata de combinar y volver a combinar hasta que estés contento con el resultado!

Leave a reply

Your email address will not be published.