Decorar una casa puede ser muy caro—pero no tiene por qué dejarte en banca rota. La mejor manera de decorar sin abusar de tu presupuesto es mezclar muebles de muy buena calidad donde realmente importa, con piezas menos caras en donde el dinero no es indispensable. Cuando de calidad se trata, estas son 4 cosas en las que sí vale la pena invertir tu dinero.

Sofá

Un sofá es uno de los muebles más importantes que jamás comprarás para tu casa. Ocupa mucho espacio visual y además es vital para propósitos de comodidad. Un buen sofá debe durarte por lo menos un par de décadas, así que busca algo hecho con materiales de alta calidad—y, por supuesto, un estilo que pueda acompañarte a través de los años.

Pisos

Un piso de buena calidad es una excelente inversión y una maravillosa manera de agregar valor a tu casa—así que siempre compra lo mejor que puedas costear. ¿Hay mascotas? ¿El lugar en donde vives es muy húmedo? ¿Tienes hijos que derraman líquidos sin cesar? Haz tu investigación y determina cuál es el piso que mejor se adapta a tu estilo de vida.

Mesa de comedor

Una mesa de comedor puede convertirse en ese mueble que pase de generación en generación. Y no sólo se trata de buenos materiales, sino de un diseño a prueba de etilos. Busca algo clásico que puedas combinar con diferentes estilos de sillas. Invierte en una mesa que te dure por años y busca sillas que puedas cambiar cada que sientas que quieras un look diferente.

Colchón

Siempre busca el mejor colchón que puedas conseguir con tu presupuesto—sin excepciones. Pasamos un tercio de nuestras vidas en la cama, así que es muy importante conseguir algo que te de soporte y comodidad—y eso siempre viene con un precio. Prueba diferentes estilos hasta que encuentres el que mejor se adapte a las necesidades de tu cuerpo.

Leave a reply

Your email address will not be published.